Las empresas logran su flow cuando centran sus actividad en las fortalezas empresariales a la vez que valoran las fortalezas personales de las personas que la forman. Se centran en la persona como motor de progreso y no en el sistema.

Leer más